Noticias

2017Mayo
ALTAS CAPACIDADES, ¿UN PRIVILEGIO?

   

El poseer unas Altas Capacidades o en su defecto ser considerado como tal cuando no se es tiene una serie de perjuicios para los niños y niñas en edad escolar. El Ministerio de Educación, en su Libro-Informe: "Alumnos Precoces, Superdotados y de Altas Capacidades" del año 2000, señalaba que en España hay unos trescientos mil alumnos superdotados, de los cuales sólo se han diagnosticado a unos dos mil. Por tanto se desconoce y se desatiende al 99'4% de estos alumnos. Además en este informe se constataba que el 70% de los alumnos superdotados presenta un bajo rendimiento escolar y entre un 35% y un 50% se hallan en situación de fracaso escolar.

 

Para saber cuántos alumnos con estas capacidades hay aproximadamente, bastaría con aplicar el 2% al número de alumnos total de cada centro escolar, población, ciudad o comunidad. Por tanto con esta población que puede rondar el entre el 10% - 15%, es necesario aplicarles a estos alumnos las medidas educativas legalmente establecidas ya que de no hacerlo se les puede situar en evidente riesgo de patologías psíquicas, y con frecuencia provocarles el abandono escolar (afirmación ésta reconocida por la investigación científica) .


Hay alumnos que sufren mucho en las aulas porque se considera que sus aptitudes no responden a los estándares considerados adecuados al curso, edad, nivel curricular, etc. Este hecho conduce a esconder su talento, su potencialidad, y muy a menudo (si no se detecta en las aulas y se reconducen estas circunstancias) puede llegar a provocar un daño que lleve al alumno al fracaso escolar o en otras ocasiones a unas condiciones psicológicas determinadas como ansiedad, estrés, inseguridad, aislamiento, etc.


Altas Capacidades Intelectuales es un concepto amplio. Además de la Superdotación incluye a los que tienen Talento en un área (Talento Simple), en varias áreas (Talento Compuesto), y a los que se hallan en el fenómeno evolutivo de la Precocidad Intelectual. Todos ellos tienen reconocido el derecho a recibir una educación diferente a la ordinaria (LOE Art. 71.2) en la adaptación curricular precisa que se diagnostique con la debida organización escolar (Art. 72.3), y en el principio de inclusividad (Art. 1.b, 72.3 y 121. 2)


Existe unanimidad en la investigación científica internacional en que estas especificidades de la inteligencia humana poseen un componente clínico básico, no patológico, por lo que su diagnóstico es de carácter pluridisciplinar: un equipo multiprofesional que diagnostique la motivación, el sistema emocional y de su interacción permanente con la capacidad cognitiva, y, en todos los casos incluir un diagnóstico diferencial. De ahí la norma del Ministerio de Educación de 23 de enero de 2006, en aplicación de la Ley 44/2003:"En el diagnóstico de las altas capacidades deben intervenir profesionales con competencias sanitarias no sólo educativas".


Otro aspecto a resaltas del alumnado con estas características es que su desarrollo no sigue un curso homogéneo en las diferentes áreas. Algunos autores hablan de "disincronía evolutiva" para explicar las discrepancias entre el desarrollo de su capacidad intelectual respecto de otras áreas como la conducta y, especialmente, la emocional. Por ello la detección y la evaluación psicopedagógica, son pasos previos al necesario diagnóstico, que requieren su confirmación y en su caso su incorporación al diagnóstico clínico completo.


Si cree que su hijo/a pudiera encontrarse entre esta población no dude en acudir a orientarse y pedir ayuda para que se pueda realizar un diagnóstico globalizado que pueda ayudarle a descartar o diagnosticar la situación. El enfoque global es mucho más importante y necesario ya que de esta forma se podrá ayudar mucho más al menor sin colocarle una etiqueta errónea y al mismo tiempo estimular las áreas que puedan estar siendo sujetas a un desfase ya sea en el terreno del aprendizaje como a nivel emocional.


Posted by Sonia Oca Bohórquez , Psicopedagoga